sábado, 30 de junio de 2012

ROSARIO A LA PRECIOSA SANGRE


ROSARIO A LA PRECIOSA SANGRE




Los Católicos tenemos un único título que es de gran valor cuando somos llamados hijos de la Santa Iglesia Católica Romana, la cual, según nos afirma San Pablo, Jesucristo adquirió con su Sangre (Hechos 20,28).

Para el dulce Cordero de Dios toda la honra y la gloria, porque fué inmolado en la Cruz y nos redimió con su Preciosísima Sangre. Nos amó y lavó nuestros pecados en su misma Sangre (Ap 5,9 y 12).

BIENAVENTURADOS los que lavan sus vestidos en la Sangre del Cordero (Ap.1,5), y finalmente, la Santa Iglesia nos repite todos los días en la Consagración del Cáliz que aquella Preciosísima Sangre fué derramada con el fin de perdonar nuestros pecados (Mt.26,28).




OREMOS:

En la Cruz: + En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Oración al Espíritu Santo:

Ven Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles, y enciende en ellos el fuego de tu Amor. Envía Tu Espíritu y todo será creado, y renovarás la faz de la Tierra.

Oh Dios, que instruiste los corazones de tus fieles con la Luz del Espíritu Santo, concédenos que animados y guiados por este mismo Espíritu, aprendamos a obrar rectamente siempre, y gocemos de la dulzura del Bien y de Sus divinos consuelos. Por Cristo Nuestro Señor. Así sea.

CREDO DE LOS APOSTOLES:
Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del Cielo y de la Tierra.
Creo en Jesucristo su único Hijo Nuestro Señor, que fue concebido por obra y Gracia del Espíritu Santo.
Nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los Infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los Cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre, Todopoderoso. Desde allí va a venir a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la Comunión de los Santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la Vida Eterna. Amén
(Inclinando la cabeza)
¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la Tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

Guía: ¡OH Preciosísima Sangre de Jesucristo!
Todos: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús!

(En la cuenta blanca):
Padre nuestro que estás en el Cielo, Santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu Voluntad en la Tierra como en el Cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en tentación, y líbranos del Mal. Amen.
(En las 3 cuentas rojas):
Dios te salve María, llena eres de Gracia, El Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo,
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

(En la cuenta blanca, inclinando la cabeza):
¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la Tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

PRIMER MISTERIO: La Mano derecha de Nuestro Señor Jesús es clavada.

(Pausa breve para meditación)
Oración: ¡Por la Preciosa Llaga de Tu Mano derecha, y por el dolor causado por el clavo que la atravesó, la Preciosa Sangre que brota de ella, salve a los pecadores del mundo entero y convierta muchas almas! Amén.

G: ¡OH Preciosísima Sangre de Jesucristo!
T: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús!

Padre Nuestro…
Ave María.

(En las 12 cuentas rojas):
G: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
T: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!
Gloria al Padre…

(En la cuenta blanca, inclinando la cabeza):
¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la Tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

SEGUNDO MISTERIO: La Mano izquierda de Nuestro Señor Jesús es clavada.

(Pausa breve para meditación)
Oración: ¡Por la Preciosa Llaga de Tu Mano izquierda, y por el dolor causado por el clavo que la atravesó, la Preciosa Sangre que brota de ella, salve almas del Purgatorio y proteja a los moribundos de los ataques de los espíritus infernales! Amén.

G: ¡OH Preciosísima Sangre de Jesucristo!
T: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús!

Padre Nuestro…
Ave María.

(En las 12 cuentas rojas):
G: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
T: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!
Gloria al Padre…

(En la cuenta blanca, inclinando la cabeza):
¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la Tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.



TERCER MISTERIO: El Pie derecho de Nuestro Señor Jesús es clavado.

(Pausa breve para meditación)
Oración: ¡Por la Preciosa Llaga de Tu Pie derecho, y por el dolor causado por el clavo que lo atravesó, la Preciosa Sangre que brota de ella, cubra los cimientos de la Iglesia Católica contra los planes del reino oculto y los hombres malignos! Amén.

G: ¡OH Preciosísima Sangre de Jesucristo!
T: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús!

Padre Nuestro…
Ave María.

(En las 12 cuentas rojas):
G: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
T: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!

Gloria al Padre…

(En la cuenta blanca, inclinando la cabeza):
¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la Tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

CUARTO MISTERIO: El Pie izquierdo de Nuestro Señor Jesús es clavado.

(Pausa breve para meditación)
Oración: ¡Por la Preciosa Llaga de tu Pie izquierdo, y por el dolor causado por el clavo que lo atravesó, la Preciosa Sangre que brota de ella, nos proteja en todos nuestros caminos de los planes y ataques de los espíritus malignos y sus agentes! Amén.

G: ¡OH Preciosísima Sangre de Jesucristo!
T: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús!

Padre Nuestro…
Ave María.

(En las 12 cuentas rojas):
G: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
T: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!
Gloria al Padre…

(En la cuenta blanca, inclinando la cabeza):
¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la Tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

QUINTO MISTERIO: El sagrado Costado de Nuestro Señor Jesús es traspasado. (*Ver nota al final)

(Pausa breve para meditación)
Oración: ¡Por la Preciosa Llaga de tu Sagrado Costado, y por el dolor causado por la lanza que lo traspasó, la Preciosa Sangre y Agua que brotan de ella, sane a los enfermos, resucite a los muertos, solucione nuestros problemas presentes, y nos enseñe el camino hacia Nuestro Dios para la Gloria Eterna! Amén.

G: ¡OH Preciosísima Sangre de Jesucristo!
T: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús!

Padre Nuestro…
Ave María.

(En las 12 cuentas rojas):
G: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
T: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!

Gloria al Padre…

(En la cuenta blanca, inclinando la cabeza):
¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la Tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

G: ¡OH Preciosísima Sangre de Jesucristo!
T: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! (3 veces)

(La Salve):
Dios te salve, Reina y Madre, Madre de Misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve, a ti clamamos los desterrados hijos de Eva, a ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea pues Señora abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos, y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre, oh clemente, oh piadosa, oh dulce Siempre Virgen María, ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las divinas Gracias y Promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.




OREMOS:

OH Preciosísima Sangre de Jesucristo, te honramos, te alabamos y te adoramos por tu Obra de Eterna Alianza que trae paz a la humanidad. Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús. Consuela al Padre Todopoderoso en Su Trono, y lava los pecados del mundo entero. Que TODOS te reverencien, OH Preciosa Sangre, ten misericordia. Amén.

Sacratísimo Corazón de Jesús Ten misericordia de nosotros
Inmaculado Corazón de María Ruega por nosotros
San José, esposo de María Ruega por nosotros
Santos Pedro y Pablo Rueguen por nosotros
San Juan al pie de la Cruz Ruega por nosotros
Santa María Magdalena Ruega por nosotros
Todos los guerreros de Oración e Intercesores del Cielo Rueguen por nos…
Todos los grandes Santos de Nuestro Señor Rueguen por nos…
Todas las huestes Celestiales, Legión Angélica de María Rueguen por nos…
LETANIAS DE LA PRECIOSA SANGRE DE JESUCRISTO

Señor, ten piedad de nosotros Señor, ten piedad de nosotros
Cristo, ten piedad de nosotros Cristo, ten piedad de nosotros
Señor, ten piedad de nosotros Señor, ten piedad de nosotros
Cristo, escúchanos Cristo, escúchanos benignamente
Dios Padre Celestial Ten piedad de nosotros
Dios Hijo Redentor del mundo Ten piedad de nosotros
Dios Espíritu Santo Ten piedad de nosotros
Santísima Trinidad, un solo Dios Ten piedad de nosotros

G: ¡HO PRECIOSISIMA SANGRE DE JESUCRISTO, SANGRE DE SALVACION!
T: ¡SALVANOS A NOSOTROS Y AL MUNDO ENTERO!

Océano de la Sangre de Jesucristo ¡libéranos!
Sangre de Jesucristo, llena de Santidad y Compasión ¡libéranos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, nuestra fortaleza y poder ¡libéranos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, alianza eterna ¡libéranos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, fundamento de la fe cristiana ¡libéranos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, armadura de Dios ¡libéranos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, Divina Caridad ¡libéranos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, flagelo de los demonios ¡libéranos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, auxilio de los que están atados ¡libéranos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, Sagrado Vino ¡libéranos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, Poder de los cristianos ¡libéranos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, defensora de la fortaleza católica ¡libéranos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, verdadera fe cristiana ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, Sangre Sanadora ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, Sangre ungidora ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, fortaleza de los hijos de Dios ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, comandante de los guerreros cristianos ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, Sangre de Resurrección ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, bebida de los ángeles del Cielo ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, consuelo de Dios Padre ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, Poder del Espíritu Santo ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, circuncisión de los gentiles ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, paz del mundo ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, luz del Cielo y de la tierra ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, arco iris en el Cielo ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, esperanza de los niños inocentes ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, Palabra de Dios en nuestros corazones ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, arma celestial ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, Divina Sabiduría ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, cimiento del mundo ¡sálvanos!
Sangre Preciosa de Jesucristo, Misericordia del Padre ¡sálvanos!

G: ¡OH Preciosísima Sangre de Jesucristo!
T: ¡Lava los pecados del mundo!
G: ¡OH Preciosísima Sangre de Jesucristo!
T: ¡Purifica el mundo!
G: ¡OH Preciosísima Sangre de Jesucristo!
T: ¡Enséñanos cómo consolar a Jesús!

ORACION:

OH Sangre Preciosa, salvación nuestra, creemos, esperamos y confiamos en Ti. Libera a todos los que están en las manos de los espíritus infernales, te suplicamos. Protege a los moribundos de las obras de los espíritus malignos y acógelos en la Gloria Eterna. Ten misericordia del mundo entero, y fortalécenos para adorar y consolar al Sagrado Corazón de Jesús. Te adoramos, oh Preciosa Sangre de misericordia. Amén.

¡OH Preciosísima Sangre de Jesucristo, sana las Heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! (3 veces)



CONSAGRACION A LA SANGRE PRECIOSA DE JESUCRISTO

(Rezar diariamente meditando)

Consciente de mi nada y de tu Sublimidad, Misericordioso Salvador, me postro a tus pies y te agradezco por la Gracia que has mostrado hacia mí, ingrata creatura. Te agradezco especialmente por liberarme, mediante Tu Sangre Preciosa, del poder destructor de Satanás.
En presencia de mi querida Madre María, mi Ángel custodio, mi Santo patrono, y de toda la Corte Celestial, me consagro voluntariamente, con corazón sincero, oh queridísimo Jesús, a tu Preciosa Sangre, por la cual has redimido al mundo del pecado, de la muerte y del infierno. Te prometo, con la ayuda de tu Gracia y con mi mayor empeño, promover y propagar la devoción a Tu Sangre Preciosa, precio de nuestra redención, a fin de que tu Sangre adorable sea honrada y glorificada por todos.
De esta manera deseo reparar mi deslealtad hacia tu Preciosa Sangre de Amor, y compensarte por las muchas profanaciones que los hombres cometen en contra del Precioso Precio de su salvación.
¡OH, si mis propios pecados, mi frialdad, y todos los actos irrespetuosos que he cometido contra ti, oh Santa y Preciosa Sangre, pudieran ser borrados!
He aquí querido Jesús, que te ofrezco el amor, el honor y la adoración que tu Santísima Madre, tus fieles discípulos y todos los Santos han ofrecido a Tu Preciosa Sangre; te pido que olvides mi falta de fe y frialdad del pasado, y que perdones a todos los que te ofenden.
¡Oh Divino Salvador! rocíame a mi y a todos los hombres con tu Preciosa Sangre, a fin de que te amemos, ¡oh Amor Crucificado!, de ahora en adelante con todo nuestro corazón, y que dignamente honremos el Precio de nuestra salvación. Amén.

Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desprecies nuestras súplicas en las necesidades, antes bien, líbranos de todos los peligros, ¡Oh Virgen siempre gloriosa y bendita!


*Nota: En el Diario de Santa Faustina, leemos la explicación que le dio Jesús Misericordioso sobre los rayos de Su Imagen: “Ambos rayos brotaron de las entrañas más profundas de Mi Misericordia, cuando Mi Corazón Agonizante fue abierto por la lanza estando Yo en la Cruz” (Diario 299).


12 PROMESAS DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO A QUIEN DEVOTAMENTE RECE EL ROSARIO DE LA PRECIOSA SANGRE:

1.-Yo prometo proteger de los ataques del maligno a quien devotamente rece este Rosario.2.-Yo preservaré sus 5 sentidos.
3.-Yo lo protegeré de una muerte súbita.
4.-12 horas antes de su muerte, beberá Mi Sangre Preciosa y comerá Mi Cuerpo.
5.-24 horas antes de su muerte, le mostraré Mis 5 Llagas, para que sienta un profundo arrepentimiento de todos sus pecados, y tenga perfecto conocimiento de ellos.
6.-Quien rece este Rosario como novena, conseguirá lo que pide. Su Oración será contestada.7.-Yo realizaré muchos milagros maravillosos a través del rezo de este Rosario.8.-A través de esta Oración, destruiré muchas sociedades secretas, y liberaré muchas almas atadas, por medio de Mi Misericordia.
9.-A través de este Rosario, salvaré muchas almas del Purgatorio.
10.-Yo le mostraré Mi camino a quien honre Mi Preciosa Sangre con este Rosario.
11.-Yo tendré misericordia de aquellos que tengan misericordia de Mis Preciosas Llagas y Sangre.
12.-Quienquiera que enseñe esta Oración a otra persona, ganará una indulgencia de 4 años.


TODOS los Santos han sido devotísimos de la Sangre de Jesús, y de los más devotísimos son Santa Gema Galgani, a quien se le aparecía frecuentemente Jesucristo, pidiéndole compasión y amor por los ingratos que le ofenden, y le exigía nuevas mortificaciones y sacrificios. La Santa, a la vista de Jesús que le pedía sangre por Sangre, amor por Amor, hubiera querido derramar toda la de sus venas si la obediencia a su director espiritual se lo permitiera. Pero como la prudencia de su Director se lo negaba, acudió El mismo Jesucristo a satisfacer sus deseos de su esposa Gema, dándole en las manos, pies y costado el Don inestimable de sus cinco llagas, con las heridas de la flagelación y corona de espinas, por las que derramaba tanta sangre, que, humanamente hablando, el hecho de que Santa Gema continuara viva era ya un verdadero milagro.

También a NOSOTROS nos pide algo como a Santa Gema, para completar su Redención en las almas, nos pide al menos, la conformidad con su Divina Voluntad, revistiéndonos de El, lavándonos constantemente con su Preciosísima Sangre, progresando por su Virtud, cada día en el camino espiritual de nuestra propia santificación, meditando continuamente Su Pasión, y acomodando nuestra manera de vivir según sus Divinas Enseñanzas.

3 comentarios:

  1. Hola, mi nombre es José, conocí esta devoción el año 2011; y deseo expresar que creo firmemente en las revelaciones dadas por Jesucristo a Bernabé; y para eso daré mi testimonio específicamente en relación al Rosario de la Preciosa Sangre de Jesús. Dentro de las promesas de Jesús dadas para las personas que recen devotamente dicho Rosario hay una que dice: “6. Quien rece este Rosario como novena, conseguirá lo que pide. Su oración será contestada”. Pues bien, resulta que el año pasado desde el mes de junio del 2011 empecé a pedirle a Jesús un gran favor, pero era tal obtener su respuesta, que el pedido lo hacía casi a diario, pero no veía venir una respuesta. Así que me animé a rezar el Rosario de la Preciosa Sangre diariamente como novena, iniciándolo el día 06 de diciembre, pues resulta que el día 10 de diciembre obtuve lo que finalmente sería la respuesta al pedido que le estuve pidiendo a Dios desde mas de 6 meses. En una segunda oportunidad, resulta que mi madre y mi hermana discutieron y dejaron de hablarse mutuamente más de tres meses, de igual manera inicié el rezo al Rosario de la Preciosa Sangre y justo el día noveno mi madre y mi hermana se reconciliaron e incluso salieron juntas de compras. Este Rosario realmente es poderoso, lo que demuestra que las revelaciones son reales, pues no es coincidencia que justo al terminar de rezar ese Rosario como novena se concede lo que una persona pide con fe. Jesús dijo: “Tierra y cielo pasarán, pero mis palabras no pasarán”. Por otro lado, desde hace ya muchos meses atrás, recurro a Jesús por medio de su preciosa sangre para protección mía y de mi familia. GRACIAS SEÑOR JESUS, TE AMO. Y Gracias por darnos esta devoción como camino fácil y rápido para llegar a ti (Enero, 2013, Lima – Perú).

    ResponderEliminar
  2. También deseo dar testimonio de este Poderoso Rosario. También lo inicié como novena para pedir sanación pues estuve muy enferma a pesar de tomar mis medicamentos y visitar al médico. Recé durante muuucho tiempo antes a Jesús y a la Virgen para que me sanaraantes de iniciar la novena e, inmediatamente al terminarla, Dios puso en mi camino a un sanador que me dejó como nueva. Es muuuy efectiva oración. Doy gracias a Dios por darnos infinita Misericordia a través de este regalo del Cielo. Que sea para mayor Gloria de Dios.

    ResponderEliminar
  3. Para mayor Gloria de Dios: sufrí de crisis de pánico durante 4 años y oré muchísimo tiempo el rosario de las Santas Llagas para encontrar sanación defiva, y encontré el Rosari o a la Preciosísima Sangre que tiene un poder infinito. Me sané milagrosamente y nunca he vuelto a tener ni siquiera una crisis. Dios sea por siempre Bendito y Alabado!porque infinita es su Misericordia, dejo un mail: nerita210@hotmail,com

    ResponderEliminar